El vendaje neuromuscular un complemento ideal

Vendaje neuromuscular o kinesiotape

¿Por qué el vendaje neuromuscular es un complemento ideal para el quiromasaje y la osteopatía?

En muy breve espacio de tiempo se ha convertido en una de las técnicas más demandadas y utilizadas, no sólo a nivel deportivo sino también a nivel de consulta.

Una técnica muy sencilla, donde el desafío reside en utilizar de forma creativa todas sus posibilidades y combinarlas con otras técnicas manuales.

Este tipo de vendaje comenzó a utilizarse en los años 70 en Asia, más concretamente en Corea y Japón.

Es un método que tiene en el movimiento el principal motor de recuperación, ya que la pérdida de movimiento total o parcial de una región puede causar una serie de síntomas o lesiones.

Es una técnica que está muy influenciada por la filosofía de la Osteopatía y la Quiropraxia, donde su objetivo también es la recuperación del movimiento.

No debemos caer en error de que sólo se puede trabajar a nivel muscular, también influye sobre la circulación sanguínea y linfática, sobre las articulaciones y las fascias.

La técnica en sí consiste en la colocación de un esparadrapo elástico que ayuda a recuperar la lesión, sin limitar los grados de movilidad.

Es totalmente contraria al taping convencional, donde se intenta limitar en todo lo posible el movimiento del segmento lesionado. Es por esta razón por lo que el kinesiotape ha desbancado al taping en la mayoría de las consultas, y lo ha dejado en cierta forma obsoleto.

Fue en Estados Unidos y Asia donde la utilización de este método se iba desarrollando, tanto en su aplicación como en las diferentes técnicas para diferentes estructuras.

En los años 90 empieza a utilizarse en países europeos, tales como Holanda, Alemania, Italia y España, descubriéndose nuevas utilidades y aplicaciones, y sucediéndose intercambios de conocimientos y experiencias clínicas.

Al ser un método tan joven, conforme se van aplicando en clínicas por los diferentes terapeutas manuales y alopáticos, se va ampliando y ajustando el uso del vendaje a las diferentes lesiones.

El vendaje neuromuscular o kinesiotaping, una técnica revolucionaria

El esparadrapo es elástico, de algodón, y compuesto por una fina capa de pegamento hipoalérgico. Una de las cualidades principales de este vendaje es la capacidad de ventilación, que viene dada por unas estrías que se encuentran en la capa que se adhiere a la piel.

Esto permite mantener el vendaje un largo periodo de tiempo sin peligro a que no deje la transpiración de la piel de la zona lesionada.

Ocasionalmente aparecen irritaciones en la piel, y suelen manifestarse con forma de prurito en algunas regiones, tales como cuello, hueco poplíteo o flexura del codo, o en personas con pieles atópicas muy dadas a reacciones alérgicas.

El esparadrapo va protegido por papel y es elástico en un 140% una vez quitada la protección, y sólo en sentido transversal, que es la forma de su colocación.

La capa de pegamento se adhiere a la piel y va aumentando su adherencia a medida que se le aplica calor, por lo que tras su colocación se imprime una frotación rápida y corta para conseguir su máxima adherencia.

El vendaje es resistente al agua, por lo que es ideal para su aplicación en actividades tanto deportivas como es uso cotidiano, incluso hay variantes extra-resistentes al agua para deportes como natación y waterpolo.

Uno de los errores en los pacientes y en los terapeutas no formados en esta técnica es la de creer que el esparadrapo tiene algún analgésico o antiinflamatorio impregnado, cosa que no es cierta, ya que su principal función es la de facilitar tanto la circulación sanguínea como la linfática de la zona lesionada.

El kinesiotape se vende en cualquier tienda especializada, debido al auge que ha tenido, hay una gran variedad no sólo en marcas, sino también en tamaños y colores; primitivamente el tamaño estándar era de 5 cms. de ancho y 5 m. de longitud y los únicos colores el rojo, azul, negro y beige.

Hoy día hay una amplia gama de colores y los terapeutas que más lo suelen utilizar emplean incluso rollos de 32 m.

Propiedades del vendaje neuromuscular

El kinesiotaping es un tratamiento ideal para el deporte y actividades donde es necesaria una movilidad completa de las articulaciones.

Tenemos que destacar otra de las características importantes de este vendaje, que es la de tener el mismo peso que la piel, lo que se aprovecha para su colocación.

Dicha colocación viene precedida por una elongación del músculo o articulación, para seguidamente adherirlo.

Cuando la estructura viene a su posición normal, el esparadrapo hace que la piel se eleve ligeramente y forme ondulaciones, y eso provoca que se incremente el espacio subcutáneo, aumentando el flujo sobre los vasos linfáticos, los vasos capilares y los diversos receptores sensitivos aferentes y eferentes.

Todo esto, a su vez, implica un patrón de movimientos fisiológico más normal, lo que ayuda considerablemente al tiempo de recuperación.

Principales objetivos y efectos del vendaje neuromuscular o kinesiotape

Al aplicar el kinesiotaping los efectos producidos se pueden clasificar en:

  • Analgesia de la región lesionada debido a la eliminación de presión sobre los receptores nocioceptivos.
  • Mejora la función musculoesquelética tanto a nivel de tonificación como de relajación.
  • Estimulación propioceptiva de las articulaciones.
  • Corrector articular de posición.
  • Corrección y reeducación facial.
  • Aumenta la estabilidad articular.
  • Elimina adherencias y residuos a nivel circulatorio y linfático.
  • Anula el mecanismo neuroreflejo.

Pautas generales del vendaje neuromuscular o kinesiotape

Es un método de vendaje que requiere algunas pautas generales para la perfecta sujeción y para conseguir los efectos deseados.

  • La piel tiene que estar limpia, seca y libre de grasas, por lo que hay que tener mucho cuidado en colocarlo tras un masaje con aceites o colocarlos tras una ducha o una actividad deportiva.
  • Las bases y anclajes del vendaje neuromuscular o kinesiotape siempre se deben de poner una vez quitada la posición de estiramiento de la estructura, ya sea muscular o articular.
  • Todas sus puntas deben ser recortadas de forma roma para así conseguir la máxima duración y preservar las propiedades del vendaje.
  • El vendaje debe ser calentado tras su colocación. Luego la temperatura corporal hace que tome más adherencia.
  • No se puede reutilizar una vez calentado, si se calienta y se despega, queda inutilizable.
  • Debe quitarse despacio y si es posible, mojado previamente. Si no se siguen estos consejos puede ocasionar heridas en la piel.

Métodos de colocación del vendaje neuromuscular o kinesiotape

La gran ventaja del Vendaje Neuromuscular es que todas las técnicas se pueden combinar para así poder tratar la lesión de forma global, con la única salvedad que si hay en la combinación una técnica linfática, se colocaría en primer lugar y luego el resto de las técnicas.

También hay diversas formas de colocación para adaptarlas a las estructuras a tratar.

El esparadrapo se puede colocar en forma de “I” para tratar, por ejemplo, los músculos por su zona ventral o para problemas ligamentarios.

También se pueden realizar en forma de “Y”, para bordear la musculatura lesionada o para tratar lesiones fasciales. Otra forma muy usual es en “X”, para activar puntos gatillos o para quitar tensión de un punto concreto.

A continuación detallo las diferentes y más frecuentes técnicas:

  • Técnica muscular: Para tonificar o relajar los músculos afectados directa o indirectamente.
  • Técnica de ligamentos: Ayuda a recuperar la contractibilidad y a evitar adherencias.
  • Técnica linfática: Ayuda al tránsito de la linfa, sobre todo en edemas y hematomas.
  • Técnica de fascias: Mejora la recuperación miofascial.
  • Técnica de corrección postural: Una técnica similar al taping.
  • Técnica para cicatrices y fibrosis.
  • Técnica acupuntora: Técnica para tratar los puntos y meridianos de energía.

La variedad de lesiones que puede tratar y las posibilidades de combinación con otras técnicas hacen del Kinesiotaping una terapia muy útil para trabajar en consulta. Por eso el vendaje neuromuscular es un complemento ideal para el quiromasaje y la osteopatía y por supuesto para terapeutas no sólo alopáticos, sino también holísticos.

El vendaje neuromuscular un complemento ideal para el quiromasaje y la osteopatía

Para más información de este curso pincha AQUI o consulta nuestra web escuelanaturalmente.com, también por email info@escuelanaturalmente.com o por teléfono al 955115509 o 639424470 (también whatsapp)

También puedes ver nuestras publicaciones en FACEBOOK, INSTAGRAM y TWITTER.

El vendaje neuromuscular un complemento ideal

El vendaje neuromuscular un complemento ideal

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *