,

Síndrome de Guillain-Barré

Que es Sindrome de Guillain Barré

¿Qué es el síndrome de Guillain-Barré?

El síndrome de Guillain-Barré es una afección neuropática periférica causada por una desmielinización de los nervios periféricos y caracterizada por una debilidad progresiva que sigue una enfermedad viral o una inmunización.

La etiología de Guillain-Barré es idiopática pero en muchos casos, cerca de dos terceras partes de los casos, se encuentra precedida por una enfermedad infecciosa.

Se ha intentado relacionar  la vacuna de la gripe y el síndrome de Guillain-Barré, pero no se ha concluido ninguna relación directa entre ambos.

El síndrome de Guillain-Barré es una respuesta autoinmune a antígenos extraños.

Suele afectar a anticuerpos antigangliosídicos GM1 especialmente afectando a personas que han tenido antes una enfermedad infecciosa.

Existen varios tipos de Guillain-Barré dependiendo de la localización de la afectación, pero los dos más destacados son:

  • AMAN: es una neuropatía axonal motora aguda
  • AID: es una polirradiculoneuropatía desmienilizante inflamatoria aguda.

Muchos de los signos o síntomas son:

  • Cosquilleo o sensación de hormigueo o pinchazos en las muñecas, los tobillos o los dedos de las manos o de los pies
  • Debilidad en las piernas que se extiende a la parte superior del cuerpo
  • Marcha inestable o incapacidad para caminar o subir escaleras
  • Dificultad para mover los ojos o los músculos faciales, incluso para hablar, masticar o tragar
  • Dolor intenso que puede sentirse en forma continua o como un calambre y puede empeorar por la noche
  • Dificultad para controlar la vejiga y la función intestinal
  • Frecuencia cardíaca acelerada
  • Presión arterial baja o alta
  • Dificultad para respirar

Puede ser difícil diagnosticar el Síndrome de Guillain-Barré en sus primeras etapas, puesto que tiene similitud con numerosas enfermedades como la poliomelitis o el botulismo

Se debe analizar el líquido cefalorraquídeo puesto que éste va a poseer un contenido proteico muy superior al normal.

Su pronóstico

  • 20% no pueden caminar después de 6 meses, incluso en algunos casos puede ser en menos tiempo
  • Baja mortalidad: Niños 1-3%, adulto superior al 15%. Siempre con complicaciones a la enfermedad
  • Cuadros de fatiga crónica tras superar el Guillain-Barré
  • Largo desarrollo de parálisis sobre todo en zonas distales.

El cuadro clínico de Guillain-Barré

El inicio de GB está normalmente seguido de parálisis flácida en las extremidades.

El inicio de parálisis puede ser insidioso y en algunos niños el tiempo exacto del inicio de la enfermedad puede ser difícil de determinar después de que estén confinados en una cama con dicha enfermedad.

También suele estar acompañado de insuficiencia respiratoria, enfermedad gastrointestinal de origen vírico.

El intervalo entre la enfermedad y el inicio de los síntomas neurológicos está entre 1-28 días. En general la mayoría de los individuos desarrollan debilidad máxima a las dos primeras semanas y algunos no progresan entre las cuatro semanas.

La enfermedad suele causar hipotermia atribuida a la enfermedad respiratoria y además de otro tipos de infecciones.

La espasticidad muscular de las extremidades inferiores suele ser bilateral, aunque también se puede dar de forma asimétrica, seguidamente puede afectar a los brazos, aunque suele ser más frecuentes la afección en las piernas.

Puede haber una afección de los músculos respiratorias, provocando alteración respiratoria, incluso llegando a necesitar respiración asistida.

También puede provocar disfunciones en los nervios craneales pudiendo provocar alteraciones en la visión, en la deglución, etc.

En la mayoría de los casos suele dar dolor de cabeza provocada por la tensión muscular y rigidez de cuello e irritabilidad por la enfermedad

Esta enfermedad afecta más a adultos que a niños, niños mayores de 3 años y adultos mayores de
40 años.

Su incidencia total: 0’81 a 1’89 casos por 100.000 personas/año.

Tratamiento

El síndrome de Guillain-Barré no tiene cura.

Sin embargo, dos tipos de tratamientos pueden desacelerar el proceso y en algunos casos reducir la gravedad de la enfermedad

Estos casos serían:

  • Plasmaféresis. Consiste en quitar el plasma de la sangre para así retirar posibles anticuerpos que contribuyan al ataque de la mielina de los nervios periféricos
  • Inmunoglobulina.  Consiste en administrar inmunoglobulina de donantes para aportar anticuerpos no perjudiciales y así aumentar en la progresión del síndrome.

También es habitual la administración de fármacos para aliviar el dolor de los espasmos musculares y anticoagulantes para evitar que se produzcan trombos por inmovilización prolongada.

Las personas con el síndrome de Guillain-Barré también necesitan fisioterapia antes y durante la recuperación. Es importante:

  • Realizar movilizaciones activas y pasivas de los brazos y las piernas.
  • Recuperación respiratoria
  • Recuperación funcional para recuperar movilidad y habilidades en el peor de los casos
  • Recuperación de la musculatura atrofiada mediante ejercicios.

Desde el punto de vista del quiromasaje general, se puede trabajar activando la musculatura debilitada o atrofiada, y relajando la musculatura tensa.

Es importante aumentar la hiperemia para aportar sangre oxigenada y con nutrientes a las zonas más afectadas por la inmovilización prolongada o por la falta de actividad de articulaciones y músculos.

 

Que es Sindrome de Guillain Barré

Síndrome de Guillain-Barré

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *